Emblema femenino del cine venezolano. Primera promoción de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Venezuela. El instituto de Altos Estudios Cinematográficos de Paris la hizo cineasta. La Caracas colonial presenció su niñez y adolescencia, apasionada por la lectura con particular atención por la literatura española de Fray Luis de León y sor Juana […]

Wikicine_MargotBenacerraf_FotoRicardoJimenez_

Emblema femenino del cine venezolano. Primera promoción de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Venezuela. El instituto de Altos Estudios Cinematográficos de Paris la hizo cineasta. La Caracas colonial presenció su niñez y adolescencia, apasionada por la lectura con particular atención por la literatura española de Fray Luis de León y sor Juana Inés de la Cruz desde que era muy pequeña, este fue su primer acercamiento a las letras.

Margot, escribía guiones, pero su verdadera pasión era el teatro, nunca supo lo que podía llegar a hacer con el cine hasta que por una serie de eventos inesperados descubrió toda la magia que esconde el séptimo arte y quiso ser parte de ello.

Wikicine_MargotBenacerraf

“Desde que descubrí el cine en 1949 hasta el día de hoy, no ha habido un solo día en que yo haya dejado de pensar o hacer cine”.

En 1957 el Festival de Cannes la premió por Araya, su documental, que además se realizó solo con dos personas tanto para el sonido como para la imagen. Reverón fue otros de sus films, ambas cintas aparecen en el Pequeño Laroussee Diccionario du Cinéma. La Universidad Central de Venezuela inauguró una videoteca con su nombre, igual que el Ateneo de Caracas, lugar donde formó parte de la Junta Directiva, y junto al escritor Gabriel García Márquez crearon Fundavisual Latina.

Fundó la Cinemateca Nacional de Venezuela. La crítica alabó su trabajo, y sus esfuerzos son reconocidos como los primeros importantes pasos para el cine nacional. Una mujer que inspira, que vive y disfruta del cine, que aportó logros significativos para nuestro país en esta área y que asegura que le gustaría tener un par de años menos sólo para regresar a aquel en el que aún ama y piensa a diario: el cine.

Por: Katherine Thaís
@kthaists

Autor: Melaoblog Fecha: 12/03/2018