Brillante y misterioso pueden ser dos adjetivos –y aún se quedan cortos- que describan el espectáculo que brindó Alessandro Michelle en el desfile de la casa Gucci.

gucci

Emulando un quirófano pálido y con una melodía que evoca sensaciones de melancolía y gloria, como si te debatieras entre la vida y la muerte en una sala de hospital, generó confusión en los asistentes al show.

Hay mucho que analizar sobre lo que se vio en pasarela, pero es la perfecta demostración de cómo el arte rompe esquemas y es capaz de transmitir tanto, que, hasta las cosas más banales, como puede ser la moda, para algunos, puede llevarte a la reflexión.

La identidad es un tema que se encuentra en constante debate en esta era, la construcción de la misma parece ser un reto para quienes aún no se encuentran o solo intentan engañarse convirtiéndose en otros. Ante esto –el genio- Alessandro Michele declaró a la prensa: “Tenemos derecho a convertirnos en quiénes somos”, desafiando el significado de lo normal y lo anormal, entendiendo que cada uno tiene derecho a ser lo que le provoque y que no lo juzguen o lo etiqueten por ello.

vogue_news_299256946_620x930Imagen: www.gucci.com

El cine también fue una importante fuente de inspiración para el Director Creativo, quien es amante del séptimo arte, e hizo un binomio de lo real y lo fantástico, con criatura místicas como pequeños dragones, animales de distintas especies y réplicas exactas y sumamente minuciosas de cabezas humanas en los brazos de sus dueños, también había réplicas de ojos aplicados a la frente o manos de algunos modelos. Todo este trabajo tardó 6 meses en realizarse junto a la empresa Makinarium que se encarga de producir efectos especiales y visuales hechos a la medida. Hubo también otras claras referencias al mundo el cine, como un jersey con un aplique del logo de Paramount Channel.

Hay tanto por desmenuzar sobre el nivel de concepto que tuvo este show que parecía por un momento que la ropa quedaba en segundo plano, pero no, Gucci básicamente es la biblia en agregar capas y capas a un outfit y que este funcione de maravilla, el sin fin de accesorios, estampados, y material utilizado hicieron que todo se conjugara en armonía y se consagrara –nuevamente- con una perfecta muestra de arte y grandeza con una profunda reflexión sobre el ser.

 

Por: Katherine Thaís
@kthaists

 

 

 

 

 

Autor: Melaoblog Fecha: 23/02/2018