El algodón puede suponer como uno de los materiales más utilizados en la industria textil. Cuando se habla de algodón orgánico es porque procede de tierras certificadas para la producción ecológica; su proceso es básicamente cultivarlo de forma natural sin la utilización de ningún tipo de tóxico, fertilizante o pesticida, claro que es un proceso […]

DIFERENCIA-ENTRE-ALGODÓN-ORGÁNICO-Y-ALGODÓN-CONVENCIONAL-3

El algodón puede suponer como uno de los materiales más utilizados en la industria textil. Cuando se habla de algodón orgánico es porque procede de tierras certificadas para la producción ecológica; su proceso es básicamente cultivarlo de forma natural sin la utilización de ningún tipo de tóxico, fertilizante o pesticida, claro que es un proceso más complejo, pero a gran escala se trata de eso eso.

¿Puede competir contra el algodón convencional?

Desde hace algunos años ha venido estudiándose la probabilidad de que el algodón orgánico pueda resultar mejor que el convencional, no solo por la manera en que se cultiva, siendo menos agresivo para el medio ambiente, sino también por la calidad al momento de elaborar piezas de ropa. En 2014 la ONG Textile Exchange –que se encarga precisamente a la expansión mundial de este material- realizó un estudio con todos los participantes de la cadena de producción y de distribución.

El estudio dio datos numéricos importantes acerca de los beneficios del algodón orgánico por encima del convencional, los resultados fueron recogidos del 97% de los países productores del primero: Estados Unidos, Turquía, China, India y Tanzania, y se arrojó que contribuye a una reducción del calentamiento global en un 46%, se reduce el consumo de agua en un 91%, erosión del suelo en un 26% y también la demanda de energía se reduce un 62%. Estos resultados demuestran claramente que el cuidado y la preservación del medio ambiente aun haciendo productos de calidad queda netamente de parte del ser humano, y que no es algo imposible de lograr.

Además, el tejido tiene unos altos estándares de calidad y se compromete con la salud, pues al ser hipoalergénico evita también cualquier tipo de erosiones en la piel. La Universidad de Cambridge en un estudio publicado en 2006 sobre el ciclo de vida de una prenda encontraron que el algodón orgánico reduce un 93% de toxicidad porque durante su cultivo de utiliza 0% de componentes tóxicos.

Y por supuesto, no podemos dejar atrás otro elemento importante acerca de la sustentabilidad: las condiciones laborales. Cultivar de manera orgánica representa mantener los principios de equidad laboral y apegar a la Ley Internacional del Trabajo. En Brasil alrededor de unos 450 agricultores, y sus familias, comparten el proyecto de Organic Cotton Colors que se trata de que los agricultores son dueños de sus tierras y que la empresa les garantizará empleo y estabilidad al asegurarle la compra de su producto. La organización además vela por todo el proceso de producción para corroborar que se está entregando un material de calidad y además avalado y certificado por GOTS.

En resumen, las alternativas sustentables son posibles solo gracias al esfuerzo y dedicación de quienes trabajan de manera integral y entienden que todo este movimiento está tomando cada día más fuerzas y que más pronto que tarde la industria deberá adaptarse a todas las exigencias que no solo grita el nuevo milenio, sino también nuestro planeta.

Por: Katherine Thaís
@kthaists

Autor: Melaoblog Fecha: 15/05/2018